7.8 C
Misiones
viernes, 24 mayo, 2024

El drama de las familias con niños que atraviesan una pubertad precoz

La red nacional denuncia la falta de capacitación y cobertura médica de obras sociales. Para llegar a diagnóstico preciso y tratamiento muchos debieron recurrir a varios especialistas.

DIAGNÓSTICO. Lo principal es saber detectar qué sucede con el chico.

A nivel nacional, los casos de niños que atraviesen la pubertad precoz no suelen ser visibilizados hasta el momento en que deben recurrir a un amparo judicial para acceder a un tratamiento hormonal o psicológico mediante obras sociales. En Argentina, existe un proyecto de ley para acceder a los medicamentos mediante su incorporación al Programa Médico Obligatorio (PMO). En Misiones, también se presentó un proyecto provincial para un abordaje integral gratuito, desde lo comunicacional, psicológico y sanitario.

Entre los casos misioneros y como parte de la Red de Familias Transitando la Pubertad Precoz, Paola García contó a PRIMERA EDICIÓN que “en mi caso, me tocó recorrer especialistas en Posadas durante casi dos años. Fuimos a alergistas, dermatólogos, traumatólogos, gastroenterólogos, tres pediatras y ninguno me supo diagnosticar. Finalmente, una ginecóloga infantojuvenil detectó síntomas y puedo diagnosticarla”.

De los estudios por los que pasó su hija, detalló que “tuvieron que hacerle resonancias para saber la edad ósea. Mi hija en ese momento tenía ocho años, pero dio una edad ósea de 12 años. Pasó por análisis de sangre para ver los niveles hormonales, tuvo una ecografía ginecológica. Además, pasó a tener una dieta especial”.

En contacto con las familias, “descubrimos casos que empiezan con síntomas prácticamente desde el nacimiento, por ejemplo, con la presencia de vellosidad en la cara”, precisó García. Señaló además que “hay indicios de que el encierro, la pandemia y la situación de estrés que generó dispararon los casos”. Alertó también que “se normalizó que los niños se desarrollen antes de tiempo, pero pueden ser síntomas de una pubertad precoz, que no son diagnosticados a tiempo”.

A nivel médico, esta madre compartió que “para acceder al tratamiento hormonal mensual, pase por toda la burocracia de la obra social, que no te cubre todo, máximo un 60%. Llamaba por teléfono y tenía que esperar cinco horas en línea para conseguir la facturación, que te contesten y me deriven a la farmacia. Fue algo muy difícil de hacer y en plena pandemia. En la mayoría de los casos de los padres, llegaron a presentar amparos”.

En presupuesto, Paola García contó que el tratamiento hormonal “depende de cada caso. El que es mensual cuesta 47 mil pesos, el trimestral 135 mil y la semestral supera los 235 mil pesos. Para una familia tipo es imposible conseguir ese dinero”.

En Misiones, aclaró que “tenemos endocrinóloga infantil y se puede acceder al tratamiento gratis, pero cuando presentamos el proyecto de ley nos encontramos con diagnósticos de hace un año que aún esperan iniciar su tratamiento”. Remarcó que “hay familias que viven en el interior y no cuentan con recursos o tampoco pueden informarse sobre estos síntomas”.

García precisó que “se tratan de niños que en poco tiempo pasaron a ser adolescentes y pierden sus infancias”. Por eso, más allá de lo médico, indicó que “los docentes también deben estar capacitados para acompañar a los niños”. En su experiencia, relató que “a lo último pude encontrar una psicóloga, que fue aprendiendo con mi hija a cómo acompañar estos casos de pubertad precoz”.

Los síntomas en lo mas jóvenes Al hablar de pubertad precoz, Paola García detalló que en el caso su hija fue evidente que uno de los síntomas “era la altura, que no coincidía con su edad cronológica, porque era mucho más alta que sus compañeros”. Por otra parte, “tampoco fue normal que a los ocho años se desarrolle un botón mamario”, añadió.

Entre las principales afecciones, indicó que “tuvo muchos problemas musculares y dolores óseos, justamente porque la pubertad precoz produce que los chicos tengan un crecimiento muy de golpe. En algunos momentos tuvo puntadas en los ovarios y ella no entendía qué pasaba, al ser aún una niña. Sucedió que había un desarrollo ginecológico temprano”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS