5.9 C
Misiones
jueves, 20 junio, 2024

Will Smith salva las papas, que estaban al horno, ¿la gente lo perdonó? Sí: los secretos de su campaña

Noticias y curiosidades del mundo

No fue de un día para el otro que Will Smith logró que el público le perdonara tras destrozar su imagen pública con la bofetada a Chris Rock, hace dos años, en la ceremonia del Oscar.

Para promocionar Bad Boys: Hasta la muerte, que estrenó el fin de semana y marcó su regreso a la pantalla grande, visitó ocho países en dos semanas para ganarse la atención del público. Si hasta participó en un programa de televisión español en el que le hicieron las preguntas más improbables, y las contestó una tras otra con esa sonrisa que, le conocemos, es su característica.

Smith es productor de la película: también se organizaron cameos d e figuras importantes del deporte, como Lionel Messi, para apuntalar el estreno.

Y el estreno de Bad Boys: Hasta la muerte fue un éxito por partida doble. En una maltrecha taquilla previa al verano en el Hemisferio Norte, el filme con Will Smith recaudó en los Estados Unidos y Canadá 56 millones de dólares, y en todo el mundo contabilizó 104,6 millones de dólares.

Will Smith esperó dos años, y el público le dio un voto de confianza. Foto AFPWill Smith esperó dos años, y el público le dio un voto de confianza. Foto AFPParte de ese éxito lo tuvo en la Argentina, donde la vieron 113.638 espectadores de jueves a domingo, que al precio del dólar libre se arrima a los 400 mil dólares. Las dudas estaban abiertas sobre la popularidad que mantendría -o no- el actor que la misma noche que subió al escenario para darle una cachetada a Chris Rock, minutos más tarde agradecería él mismo el Oscar al mejor actor protagónico por Rey Charles.

Y volviendo a la Argentina, las 245 pantallas que la proyectaron el jueves, día del estreno, saltaron a las 311 el sábado, que fue el día que más espectadores llevó: 40.432.

Es probable que si la Selección Argentina no jugaba el amisto con Ecuador, las cifras del domingo (36.800) hubieran escalado y, tal vez, quizás, en una de ésas, superado las del sábado.

Will Smith y J Balvin en el Festival de Coachella. Foto AFPWill Smith y J Balvin en el Festival de Coachella. Foto AFPY por otra parte, puso en carrera a Will Smith en el camino hacia el regreso dos años después de la infame bofetada de los Oscar.

Habían pasado varios meses de la entrega del Oscar cuando Smith colgó un reel de unos seis minutos en su canal de YouTube y en su cuenta de Instagram, a modo de disculpas. “Pasé los tres últimos meses dando vueltas y tratando de entender los matices y las complejidades de lo que ocurrió en ese momento. Ninguna parte de mí piensa ahora que ésa fuera la forma correcta de comportarse en ese momento. Ninguna parte de mí piensa que fuera la forma correcta de manejar un sentimiento de falta de respeto o insulto”.

Y antes de estrenar Bad Boys: Hasta la muerte, Smith sorprendió a los asistentes del festival de Coachella, donde apareció en el escenario junto a J Balvin.

Lionel Messi en el detrás de escena del trailer promocional de Lionel Messi en el detrás de escena del trailer promocional de «Bad Boys: Hasta la muerte».Ahora, The Hollywood Reporter contó que los agentes de Smith empezaron a llamar a los ejecutivos de los estudio de Hollywood en las últimas semanas, y por primera vez desde la bofetada, para explorar posibles proyectos, con la esperanza de que la próxima película del actor pudiera anunciarse rápidamente después del estreno de Bad Boys: Hasta la muerte.

Hasta ahora no sucedió, pero parece que Netflix le levantará el pulgar al proyecto que dio de baja tras la cachetada: Fast and Loose.

En Norteamérica, donde analizan todo lo que se les ocurra, establecieron que Hasta la muerte, que reúne a Smith con Martin Lawrence, cuarta entrega de la franquicia, el 44 por ciento del público que pagó su entrada tenía entre 18 y 34 años, lo que demuestra que el actor de Día de la Independencia y Hombres de negro tiene seguidores entre los consumidores más jóvenes (que son los que mueven la aguja). Un porcentaje similar lo constituyeron los espectadores afroamericanos: un 44 por ciento.

Smith, como Mike, en la cuarta de la saga de Smith, como Mike, en la cuarta de la saga de «Bad Boys». Foto Sony/UIP

Will Smith salva las papas, que estaban al horno

Si bien es el segundo estreno del año con mayor arranque, detrás de El planeta de los simios: Nuevo reino, que debutó con 58 millones de dólares a nivel nacional, la comedia de acción viene a salvar las papas de una taquilla que no tuvo los éxitos esperados con Furiosa, de la saga de Mad Max, ni con Amigos imaginarios, con Ryan Reynolds (que algo remontó), o Profesión peligro, con el otro Ryan, Gosling.

Este fin de semana llega Intensa mente 2, y el otro Mi villano favorito 4, títulos que bien podrían emparejarse con Smith, quien tuvo que calibrar mejor sus emociones como en la película de Pixar y bueno, de villano parece que pasó a ser amigo.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS