17.8 C
Misiones
viernes, 23 febrero, 2024

Bajó el dólar blue, pero el Central volvió a vender reservas y las cotizaciones financieras se dispararon

El organismo ya vendió US$ 242 millones este mes. La sequía empieza a tomar relevancia y anticipan que presionará sobre la brecha

En un mercado atento al resultado del canje de deuda en pesos que impulsó Sergio Massa este jueves y que comienza a tomar nota de los efectos de la sequía, el Banco Central mantuvo su goteo de las reservas. Este jueves el organismo se deshizo de US$ 47 millones, con lo que lleva al saldo negativo de marzo a superar los US$ 240 millones.

La buena noticia vino por el mercado informal, donde el dólar blue se desinfló y retrocedió $5 hasta los $373. A contramano, y en una tendencia que se registra desde comienzo de mes, las cotizaciones bursátiles siguieron firmes: el dólar MEP, o bolsa, se apreció 0,7% y finalizó en $374,07; mientras que el contado con liquidación trepó 2,3% y finalizó en un nuevo récord nominal de casi $388.

El mercado sigue de cerca la evolución de las reservas y se impacienta ante la falta de definición del Fondo Monetario Internacional sobre una “flexibilización” en las metas que había dado a conocer el Gobierno. Todo esto en un contexto donde el impacto de la sequía empieza a ser ineludible en los números actuales y hasta en las proyecciones más optimistas.

El Banco Central atraviesa un comienzo de año muy negativo: sólo por sus intervenciones en el mal llamado Mercado Único y Libre de cambios, el organismo ya se deshizo de US$ 1.334 millones de sus reservas. A esto hay que sumarle las ventas netas asociadas al programa de recompra de deuda, impulsado por el Ministerio de Economía desde la segunda mitad de enero.

La impaciencia del mercado se ve en el reciente salto de las cotizaciones financieras. En lo que va de marzo, el contado con liquidación sube casi 6%, muy por encima de la inflación de estos primeros nueve días. Para Juan José Vazquez, de Cohen, los movimientos del dólar financiero este mes “son lógicos de acuerdo al contexto”.

“Desde enero venia lateralizando en un contexto de alta inflación, percepción de falta de dólares por sequia y temores electorales, mas leves subas en el tramo corto de Treasuries despues de la exposición de Powell en el Congreso llevan a algunos a demandar cable”, dijo Vazquez.

Pablo Repetto, de Aurum Valores, opinó en esta misma línea: “Había masa crítica para que ocurra esta suba. Pudo haberlo gatillado el anuncio del canje, el contexto global más adverso, el reconocimiento de que el gobierno no va a lograr acumular divisas y, todavía incipiente mente, la sequía dramática que va a generar mas dificultades en la economía en general (no solo por divisas sino también por menor recaudación y efectos en actividad)”.

Respecto a la sequía, para Repetto “aún no está incorporado el efecto ni en lo financiero ni en lo real”. En las próximas semanas, si el Gobierno mantiene la postura de “no tocar” al dólar oficial, la brecha cambiaria podría ensancharse.

En la City coinciden en que, sobre todo debido al impacto que tendrá la peor cosecha en los últimos 14 años, el dólar financiero “aún luce barato”. “Todo indicaría que el camino ascendente recién ha comenzado”, dijeron analistas de PPI. Además, a la luz de la aceleración inflacionaria, en la consultora remarcaron que en las últimas semanas las tasas en pesos comenzaron a perder atractivo, lo que sería un impulso extra para la dolarización de algunos sectores.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS