Martín Guzmán busca demorar la fuga de US$ 7.500 millones en manos de fondos del exterior

0
33
martin-guzman-busca-demorar-la-fuga-de-us$-7.500-millones-en-manos-de-fondos-del-exterior

La presión de los fondos extranjeros sigue siendo motivo de preocupación en el Gobierno. Por ese motivo, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió en Nueva York días atrás con los principales exponentes de Wall Street, algunos de los cuales aún conservan en su cartera bonos en pesos por el equivalente a unos US$ 7.500 millones y buscan dolarizarse para salir del país.

Sin las planchas de madera que tapiaron la sede hace un año para las elecciones presidenciales en EE.UU, el consulado argentino en Nueva York fue el escenario elegido el viernes pasado por la tarde para convencer a Templeton y Pimco de que demoren su salida en la antesala de las elecciones del 14 de noviembre y en medio de fuertes presiones cambiarias.

“Lo que se busca con esos fondos es que se vayan retirando de esas posiciones sin forzar los mercados para hacerse de dólares, complicando la brecha. Es lo que se viene trabajando con ellos desde el año pasado y lograron salirse bastante, el acuerdo se mantiene”, señalaron fuentes al tanto de las conversaciones en Nueva York. 

Con la llegada de Mauricio Macri al poder, fondos como Templeton y Pimco invirtieron US$ 10.000 millones desde 2016 en bonos emitidos por Luis “Toto” Caputo y quedaron atrapados por el cepo en 2019 para frenar la corrida. Luego, Guzmán emitió en noviembre pasado un bono en dólares por US$ 750 millones para darles salida, pero las tensiones volvieron a emerger.

El Ministerio de Economía estima que hay US$ 7.500 millones todavía en esos papeles que fondos invirtieron apostando al carry trade (vender dólares, comprar pesos y volver a convertirlos en dólares aprovechando la diferencia de tasas) y hoy siguen queriendo salir.

Esas presiones recalientan los dólares financieros, consumen parte de las reservas del Banco Central y generan inquietud en el equipo económico, en donde no descartan “nuevas posibilidades” para reducir la exposición de dichos fondos. Guzmán, de hecho, viene intentándolo con la licitación de bonos y letras atados a la inflación y el dólar, pero no sería suficiente.

“Les pidieron por favor que no saquen la plata, el problema de Argentina no es nuevo, este gobierno hizo todo mal y lo que pasó en el gobierno de Macri es que hubo una excesiva venta de riesgo argentino, que sigue dando vuelta y se refleja en los precios de los bonos en pesos, apenas sube la inflación, quieren salir”, dijo un inversor desde Nueva York.

En la Gran Manzana hay quienes desconfían de la capacidad del gobierno para corregir los desequilibrios que acechan a la economía. Esa fue la sensación de algunos de los 15 fondos que se reunieron el viernes por la mañana con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y Guzmán, previo a la cita con Templeton y Pimco de la que participó el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi.

La comitiva oficial intentó llevar calma. Ofreció una “hoja de ruta”, gobernabilidad y un supuesto acuerdo cerrado con el FMI. “El peronismo es pragmático, también soy empresario, el hecho de que esté hablando acá con el mercado habla por si sólo”, dijo Manzur. “¿Y qué va a pasar después del 14 de noviembre?”, le preguntaron. “Seguimos gobernando”, respondió.

A su turno, los invitados hicieron notar las inconsistencias de los mayores controles de precios, las restricciones a las importaciones y la brecha cambiaria. “Nadie puede creer que un plan de ajuste gradual funcione, que el peronismo está todo unido y que por poner a Manzur todos los patitos se van a alinear, nadie va a saltar al vacío de acá a seis meses”, concluyó un inversor.

Aunque Guzmán descartó un salto del dólar, los comicios en menos de un mes generan inquietud en Wall Street. Si bien los portfolio managers con cuentas en Argentina creen que servirán para despejar la incertidumbre, dudan de que haya un cambio de rumbo y los más pesimistas pronostican lo peor: una crisis, o una devaluación si la inflación sigue elevada.

De la reunión, que duró tres horas, también participó el embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello, y el economista Emmanuel Álvarez Agis, quien la semana pasada advirtió que el foco de preocupación debe ser la “crisis cambiaria” y sugirió que haya una “puerta giratoria” para que los inversores entren y salgan.

Por el lado de los fondos, estuvieron GoldenTree Asset Management, NWI Management LP, Morgan Stanley, Redwood Capital Management, Invesco US, Goldman Sachs Asset Management, JPMorgan, CarVal Investors, Gramercy Management Company, PointState Argentum, Schroeders, BlackRock, VR Capital Group, M2M Capital y Fintech Advisory.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA