Epidemia de diarrea en Florianópolis: recomiendan aislarse si al regreso uno presenta síntomas

0
7
epidemia-de-diarrea-en-florianopolis:-recomiendan-aislarse-si-al-regreso-uno-presenta-sintomas

En el inicio de este 2023 se desató una epidemia de diarrea en la turística ciudad brasileña de Florianópolis, la cual afectó a turistas, a lugareños y se extendió a otras ocho localidades balnearias del estado de Santa Catarina. Este brote tuvo en vilo al gobierno local y a los científicos, hasta que finalmente se dio con el origen de esta peste.

Un equipo de la Universidad Federal de Santa Catarina identificó la presencia de norovirus, que es una de las principales causas de brotes de gastroenteritis aguda en el mundo.

A poco más de los primeros 20 días de este nuevo año más de 3 mil personas fueron atendidas por gastroenteritis aguda (diarrea y vómitos) en Unidades de Pronta Atención (UPA), sobre todo en las que funcionan como unidades centinela en el norte y sur de la isla.

Por ello, este martes en FM 89.3 Santa María de las Misiones dialogaron con la infectóloga Elena Obieta quien explicó que manera clara qué es el norovirus y rotavirus, los dos virus que están detrás de la epidemia de diarrea en Florianópolis y sus alrededores, ya que son sitios muy elegidos por los misioneros para vacacionar y los argentinos en general.

“Son virus causantes, en general, de cuadros de gastroenteritis. En norovirus se descubrió en Norwalk -una localidad de Estados Unidos-, por eso se llamaba ‘gente norwalk’, pero después se vio que pasaba lo mismo en distintas ciudades de Estados Unidos, por eso pasó a llamarse norovirus”, así comenzó su explicación la infectóloga.

Luego añadió que “el rotavirus es de otra familia, pero también causante de diarreas y cuadros de deshidratación grave, sobre todo en niños menores de cinco años. Por suerte para el rotavirus hay vacunas, pero para el norovirus no las hay. En el caso del rotavirus son dos dosis: una a los dos meses y otra a los cuatro meses”.

Además, dejó en claro: “estos virus permanecen mucho tiempo en superficies inanimadas, como ser: en un pasamanos, en una baranda, escalera, mesadas. Por ejemplo estos virus son habituales en cruceros. En lugares donde hay un alto porcentaje de población pequeña y vacunada por rotavirus, el norvirus toma un mayor protagonismo”.

Cómo prevenirlos En otro tramo de la charla la galena Elena Obieta dejó importantes tips a tener en cuenta a la hora de hacerle frente a estas patologías, ya sea a la hora de veranear o en el desenvolvimiento de un día normal en el espacio habitual donde uno reside.

“En primer lugar el lavado de manos, tras el COVID  ojalá haya venido para quedarse para siempre; solo consumir bebidas crudas, si las ha lavado con agua segura; ‘segura’ llámese al agua potable o agua mineral; la carne de vaca, cerdo o pollo debe esta muy bien cocida, no tiene que haber jugo rojo; mantener la cadena de frío de los alimentos, tener dos tablas diferentes a la hora de cocinar, una para carne y otra para la verdura; lavarse bien las manos luego de cambiar un pañal, venir de la calle o antes de cocinar; si uno no tiene certeza de que el agua es segura, poner las verduras en remojo con agua y dos gotas de lavandina y dejarlas en reposo durante 20 minutos y después se puede consumir. No darle una simple ‘calentadita’ a la comida, la comida debe estar bien caliente, ya que los alimentos tibios, también pueden ser causantes de gastroenteritis; y por último en caso de este tipo de diarreas no hay que medicarse; ya que son diarreas virales y los antibióticos en estos casos no sirven, solo empeoran el panorama“.

Niños, agua y alimentos contaminados

Asimismo, la profesional también agregó a su catálogo de recomendaciones que “los que más riesgos tienen de contraer rotavirus y norovirus, son los niños – los cuales en teoría deberían estar vacunados-, lo más importante es hidratarse con agua segura; y los bebés deben seguir tomando la leche materna, en caso de hacerlo”.

“Estas infecciones se producen por agua contaminada o alimentos contaminados. Estos brotes suelen ser habituales en cruceros, geriátricos y en hospitales.  Por lo tanto, en caso de usar duchas hacerlo sin abrir la boca y con los ojos cerrados”, también recomendó Obieta.

Por otra parte, hizo saber si al regreso de las vacaciones uno comienza a presentar síntomas de diarreas o vómitos lo mejor es “a la llegada hidratarse y aislarse para evitar contaminar o transmitir esta infección a otras personas”. 

Además aconsejó que “todo viajero que regresa de un viaje y dentro del mes posterior de haber realizado dicha incursión presenta fiebre o algún síntoma distinto, en este caso diarrea, tiene que ir al médico y además informar que vino del Brasil, de Tailandia o de donde haya hecho el viaje”.