Pablo Moyano, Hugo Yasky y Luis D’Elía, al frente de una protesta contra el “intento de desestabilización”

0
12
pablo-moyano,-hugo-yasky-y-luis-d’elia,-al-frente-de-una-protesta-contra-el-“intento-de-desestabilizacion”

En los papeles se trató de una manifestación para recordar a Eva Perón y en contra de los especuladores y los formadores de precios. En la práctica, la marcha convocada por Pablo Moyano frente al ministerio de Desarrollo Social representa una fisura cada vez más visible en la CGT, al menos en la metodología. La central obrera anunció que tardará casi un mes más en salir a la calle. Los sectores más cercanos al kirchnerismo no esperarán más.

El camionero no estuvo solo, motorizó a una multitud junto a la CTA del diputado Hugo Yasky, un dirigente cristinista que se abstuvo en la votación para ratificar el acuerdo con el FMI y al titular de La Bancaria, Serio Palazzo, otro alfil de la Vicepresidenta en la Cámara Baja. Ese trío sería el encargado de leer un documento contra los formadores de precios y los grupos económicos a los que acusan de desestabilizar al Gobierno.

“Se está gestando un golpe”, había dicho Moyano antes de convocar a la marcha.  Sin embargo, también hubo albertistas que llegaron hasta el punto de partida en 9 de Julio e Independencia. Una nutrida columna de Miles y la Federación Tierra y Vivienda de Luis D’Elia, que la semana pasada se cruzó con Juan Grabois, copó Bernardo de Irigoyen. El asesor presidencial Ricardo Forster también hizo una breve parada y se juntó con el dirigente del Frente Transversal Edgardo Depetris, actual funcionario en Obras Públicas.

“No es raro que esté la gente de D’Elía porque esto no es contra del Gobierno. Es contra los formadores de precios. Queremos darle herramientas al Gobierno para que pueda tomar otras decisiones. Todos vamos a terminar confluyendo”, dijo a Clarín Daniel Catalano, de ATE Capital.

En otras facciones de los gremios estatales, que renegocian su paritaria, hay nerviosismo por la resolución que impide nuevos nombramientos en la planta del Estado.

Las organizaciones sociales del oficialismo también apuestan a la confrontación a la que ahora a se vuelca Alberto Fernández. El sábado algunos planean al predio de la Sociedad Rural.

Moyano, que es uno de los tres co-secretario de la CGT no participó del acto por los 70 años de la muerte de Eva en la sede de la central obrera, en la calle Azopardo. También había pegado el faltazo durante el homenaje a Perón que encabezó el Presidente. Ese día en el estudiado juego de equilibrio aun con ruido propio, quien sí había estado fue su padre Hugo.

Los manifestantes, que llevaron velas dentro de botellas que simulaban ser antorchas y antorchas de jardín, no cortaron el Metrobús, pero sí la Avenida 9 de Julio sentido al Norte, desde San Juan a Independencia. El gremio de mecánicos de SMATA, que conduce Ricardo Pignanelli, también hicieron notar su presencia. Se multiplicaron banderas con las caras de Néstor y Cristina Kirchner. Algunos militantes llevaban carteles contra la Corte Suprema, pedían por la libertad de Milagro Sala y repudiaban el acuerdo con el FMI. Yasky se tomó fotos con ellos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA