Odontólogos advierten por falta de insumos básicos

0
24
odontologos-advierten-por-falta-de-insumos-basicos

martes 26 de julio de 2022 | 12:50hs.

La suba de insumos es una constante que atraviesan todos los sectores de la economía y los profesionales de la odontología la viven de un modo especial dado que gran parte de los productos que necesitan para realizar sus tareas además son importados. Esto genera preocupación en los prestadores de servicios y aumento en el cobro de honorarios porque las obras sociales no los cubren como esperan.

“Estamos muy preocupados más allá de la suba del dólar porque recibimos una nota de la Cámara de Industria y Comercio Dental en la que nos comunicaron que, ante la falta de importaciones, se iba a ver restringida la llegada de insumos”, comentó en diálogo con Acá te lo contamos, por Radioactiva 100.7, Oscar Quagliozi, presidente del Colegio de Odontólogos de Misiones.

A este panorama se suma la alarmante situación respecto de obras sociales y prepagas, que “no cumplen el rol de brindar la atención que el paciente paga mensualmente”, mientras que “al profesional no le llegan los valores actualizados”.

Si bien “en Misiones todavía no tenemos una situación alarmante como en Corrientes y Chaco se están restringiendo insumos”, dado que en odontología “prácticamente el 95% de los materiales son importados”. “Preocupa porque los colegas sabemos sobre estas complicaciones, pero la gente a veces no entiende por qué no se atienden obras sociales o por qué se dificulta la atención de prepagas”, señaló el profesional.

El profesional precisó que “según números de las cajas provinciales, en junio muchas líneas de materiales hicieron un aumento del 30%”. Y agregó, “acumulado aproximadamente desde enero a la fecha hubo más de un 60% de aumento en insumos y ya se adelantó, a partir de esta semana, que haya otro aumento del 20% más”.

“No podemos imaginar cobrar a 90 días prestaciones que no cubren el 30% del valor, más allá de las actualizaciones que son siempre insuficientes”, dijo.

Sobre este punto, indicó que “va por cuenta y orden de cada colega, pero se ha visto una drástica disminución de obras sociales y prepagas porque no cierran los números”.

Al mismo tiempo, reparó en que “se tiene la visión de que los odontólogos hacemos dos arreglos y nos salvamos económicamente, pero intentamos enseñar los aranceles que manejamos y los que nos pagan porque entramos en una situación de conflicto entre el profesional y el paciente, cuando los aranceles de las prepagas a veces no llegan a cubrir ni siquiera los costos”.

Es así que “se entra en conflicto por cobrar una diferencia y terminamos siendo financiadores del sistema de salud”.

El reclamo de los profesionales pasa porque las obras sociales y prepagas “no cumplen el rol de brindar la atención que el paciente paga mensualmente, cuando al profesional no le llegan los valores actualizados”.

“Estamos desfasados en más de un 100% con los aranceles, con la inflación hoy, cobrar a 60 o a 90 días es inviable”, cuestionó Quagliozi, quien remarcó que se trata de una situación en la que se ven envueltos todos los profesionales de la salud.

En relación al valor de la atención, especificó que se recomienda cobrar “una consulta arriba de los 2.600 pesos porque tenemos insumos descartables por cada paciente cuidándonos del Covid-19, también el equipamiento técnico y el tiempo de atención”, cuando las obras sociales y prepagas pagan alrededor de 900 pesos a 90 días.

Sobre los costos de algunas intervenciones: “Depende de la complejidad del caso, que requiere distintos tiempos y cantidad de insumos a utilizar, pero un precio estándar de tratamiento sería a partir de 6.000 pesos”, estimó.

En este marco, agregó que desde el Colegio de Odontólogos proponen darle una salida al plus con una ley de aranceles, para aportar una herramienta que dé solución a este conflicto porque “hay un solo tipo de atención y es de calidad al hablar de salud”.

En cifras

$2.600Es lo que debe costar un honorario para odontólogos, dado que los gastos de bioseguridad no se abandonaron luego de la pandemia.