Lapidaria carta del intelectual K Mempo Giardinelli contra Alberto Fernández: “Es alarmante que no se dé cuenta del calamitoso estado de millones” de argentinos

0
13
lapidaria-carta-del-intelectual-k-mempo-giardinelli-contra-alberto-fernandez:-“es-alarmante-que-no-se-de-cuenta-del-calamitoso-estado-de-millones”-de-argentinos

El intelectual kirchnerista Mempo Giardinelli escribió una lapidaria carta pública contra el presidente Alberto Fernández en el diario oficialista Página/12. “Es alarmante que usted no se dé cuenta del verdadero y calamitoso estado de millones de ciudadanos”, lo reprende. Además, asegura que hay un golpe de Estado en marcha y que teme que vuelvan “las ‘desapariciones’ de personas, los secuestros de niños y demás bestialidades”.

“Por momentos resulta chocante la Argentina que usted describe como una en la que ahora se destaca una ‘reactivación’. La cual, aunque modesta y cierta, no alcanza para esperanzar a nadie más que a usted y a algunos miembros de su gabinete que no ven la calle como no ven el interior del país, al que no conocen y sólo tienen la ilusión de que sí”, suma.

“Cuando desde abajo se ve que se hacen anuncios sobrados de optimismo, se siente enojo por la sencilla razón de que anuncio no mata apetito y lo que sí se ve es un Estado sometido, incapaz de plantarse y tomar decisiones para cambiar el rumbo de miseria que somete ya a la mitad de la población mientras sobran feroces negociados inmobiliarios en la capital de la república”, agrega.

El presidente Alberto Fernández al llegar a la Casa Rosada el lunes 25 de julio. Foto: Luciano Thieberger.

Giardinelli se disculpa, en su amplio descargo, por el tono de sus palabras: “Lamento ser duro, que no irrespetuoso, querido Alberto, pero a muchos y cada vez más nos parece alarmante que usted no se dé cuenta del verdadero y calamitoso estado de millones de ciudadanos/as, ni del contrabando que hacen las grandes corpos que son además las que acaparan dólares y le destrozan, a usted y al pueblo, ilusiones y posibilidades”.

Y, en medio de la tensión por el acuerdo con el FMI, reclama no pagar la Deuda Externa. “Sería bueno que se admita de una vez, como país soberano, que la así llamada ‘deuda’ en realidad fue un robo y no se va a pagar. Porque no se debe, y menos al costo infame del hambre popular. Mejor decirlo y ordenar la auditoría que se reclama desde hace años. Y así empezar a darle la espalda a los empresarios abusadores, mirando de frente al pueblo y diciéndole la verdad”.

Aldo Rico, su video y la denuncia de Golpe​​

El disparador del durísimo texto de Giardinelli es el video en el que Aldo Rico, excarapintada que se alzó contra la democracia en 1987 y 1988, llama a sus “camaradas” a organizarse que ya le valió una denuncia de la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Horacio Pietragalla Corti, por “amenaza pública”, un delito que tiene una pena de hasta cuatro años de cárcel.

“Sr. Presidente: estas líneas se dirigen a usted con motivo de la reaparición de ese vetusto golpista carapintada que, pretendiendo erigirse en “reserva moral”, ahora convoca a un golpe de Estado, tara en la que lo acompañan algunos delirantes que por esencia gorila tienen bloqueada la razón pero no el oportunismo”, comienza su larga catarsis el escritor chaqueño.

Para Giardinelli, lo que en otro momento podría haber generado risas, por las palabras de Aldo Rico, ahora conlleva un peligro latente debido a la crisis que atraviesa la Argentina.

“Es muy grave porque la situación política, económica y social de nuestro país es extremadamente delicada, lo que envalentona a payasos representativos no del afán de alzamientos militares facciosos como en 1987-88, pero sí del fascismo violento que vienen reviviendo ex-radicales que ofenden su memoria partidaria junto a tipos y tipas de la peor derecha política, casi todos resentidos, ladrones y cipayos como se comprobó cuando fueron gobierno entre 2015 y 2019”, marca, en una clara referencia a dirigentes del PRO.

Pero no se queda allí y arremete contra la Corte Suprema de Justicia, la gran obsesión de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, de la que Mempo es un ferviente admirador. El escritor dice que los jueces que integran el máximo tribunal son “protectores de chorros” y una “verdadera infección de las democracias argentinas”.

Es más, en su diatriba afirma que la actual Corte Suprema es peor que la menemista de la mayoría automática de la década del 90. “Sorprende que no proceda a aplicar los diversos recursos legales posibles para cambiar esa Corte, cuyo accionar emparda y acaso supera al de la Corte de los Milagros del fenecido cipayo riojano”, lo reta.

Giardinelli manifiesta que la gestión de Alberto Fernández tiene una “tolerancia políticamente suicida en algunas indecisiones y demoras”.

Así lo expresa: “Lo cierto es que parece evidente en su gestión, Sr. Presidente, una tolerancia políticamente suicida en algunas indecisiones y demoras. Por caso, a muchos nos parecería importante que medite usted sinceramente, por ejemplo, por qué jamás se aplican sanciones ejemplares a quienes ofenden a la democracia. Y por qué no se deconstruye de una vez la infame ‘justicia’ que padecemos 47 millones de compatriotas”.

“Y por qué no se frenan ni desarticulan las mafias de latifundistas evasores, contrabandistas y fugadores de divisas que, sin dudas, son el otro peor problema que padece nuestra República”, agrega, en otra clara mención al campo, en medio de la puja por la liquidación de la cosecha, que ya le trajo dolores de cabeza al kirchnerismo duro a raíz de una metida de pata de la senadora Juliana Di Tullio el fin de semana.

En ese racconto de errores de gestión, Mempo le solicita a Alberto Fernández la derogación urgente de la ley de Entidades Financieras (“de Martínez de Hoz”, aclara) y de Inversiones extranjeras. “Que son dos cánceres que desde hace casi medio siglo destrozan a la economía argentina”, sentencia.

“Es urgente detener el golpe que viene propiciando el cipayaje y que es imperativo reconocer porque es la sombra golpista la que hoy perturba a nuestra nación. Y no sólo por acción de los canallas locales sino y sobre todo por el influjo de poderes extranjeros que no dejan de serrucharle el piso a su gobierno, Presidente, sobre todo cuando, dicho sea con toda franqueza, muchas veces usted parece creerles y esperanzarse con sus mentiras y falsas promesas”, lo insta a reaccionar.

Lejos de referirse a la interna que mantiene Cristina Kirchner, que llevó a que no se hablaran durante 4 meses y hasta paralizó la gestión de Gobierno , el intelectual K apunta contra el periodismo y asegura que es gravísimo e inadmisible “el fogoneo mediático de la telebasura, el cacareo infame de ex-periodistas billetereados que maligna e irrespetuosamente se burlan de usted, así como el estímulo a formas de violencia que tanto nos costó erradicar”.

Dice que no le interesa “conjeturar” acerca de su buena, mejor, mala o peor relación con la Vicepresidenta. “Eso es pasto sucio para los charlatanes de la violenta telebasura y los pasquines mentirosos”, insiste.

Mempo Giardinelli cuando era habitual invitado al panel de 678.

Giardinelli en ese punto se refiere, además, a la repudiable presencia de una guillotina exhibida en Plaza de Mayo en las últimas marchas contra el Gobierno así como los muñecos ahorcados con los rostros de diferentes funcionarios que se instalaron en las rejas de la Casa Rosada. 

“Por eso muchos habitantes de este país empezamos a temer que puedan volver las “desapariciones” de personas, los secuestros de niños y demás bestialidades. Y todo acompañado del endeudamiento perverso que en realidad no es tal pero se lo admite como tal. Y encima esos canallas cacarean y ensucian el concepto que [email protected] venimos restaurando: Soberanía Nacional”, señala el escritor.

Mempo marca que las amenazas contra el Gobierno “jamás provendrán del pueblo trabajador, ni de las organizaciones gremiales, ni de las justas demandas salariales y mejor calidad de vida que con todo derecho reclaman 47 millones de argentinas y argentinos”.

“Esta columna lo exhorta a darse cuenta de que el drama esencial y básico de esta república es la pérdida de Soberanía en todos los aspectos, lo que se expresa en el sometimiento a superpoderes extranjeros y en los ofensivos besamanos y cínicos discursos de empresarios, banqueros y ladrones que gobiernan el mundo, emprenden guerras miserables con tal de sostener sus industrias bélicas y en la Argentina parecen ser los que verdaderamente mandan porque siempre son escuchados y nunca se les pisa ni un meñique”, lo interpela.

La carta abierta de Mempo Giardinelli cierra con un mensaje al Presidente para que desconfíe de sus consejeros más leales: “Malo sería que sus cercanos lo convenzan de que el pueblo lo va a acompañar igual, por miedo a los bestias. No vaya ser que, al contrario, vote a las bestias por puro desengaño”.

Más críticas de Mempo Giardinelli y su cruce con un asesor de Alberto Fernández Mempo Giardinelli y Alejandro Grimson se cruzaron con columnas sobre la gestión de Alberto Fernández.

Las críticas de Mempo Giardinelli no son nuevas, más bien todo lo contrario. El intelectual K fue una de las voces más radicales dentro del cristinismo en la previa de las elecciones presidenciales de 2019, que ganó la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Giardinelli fue protagonista de algunos mojones proselitistas de esa carrera presidencial por algunas ideas que dejó trascender en torno a la Justicia y los medios. En primer lugar, propuso “eliminar el Poder Judicial” y crear “una nueva Constitución de origen popular para que haya un servicio judicial”.

En ese momento, desde la pantalla de C5N, relató que junto a un grupo de intelectuales identificados con Cristina ideaban esa nueva Constitución Nacional, cuya premisa era eliminar el Poder Judicial.

Semanas después sumó otra polémica al apoyar la creación de una CONADEP del periodismo. “En la nueva democracia una Conadep del Periodismo tendrá que poner en vereda” a los que ejercen el “periodismo de guerra”, para que “en la Argentina volvamos a tener un sistema de comunicación veraz, responsable y profesionalmente intachable”, señaló, tomando una frase de Dady Brieva, otro comunicador identificado con el kirchnerismo.

Y ya en el poder, Giardinelli marcó su descontento con el gobierno de Alberto Fernández en octubre de 2020, cuando ni siquiera había cumplido un año la gestión. “Su gobierno viene también dejando la impresión, cada vez más firme, de que hay errores graves en su gestión. Y cree esta columna, con todo respeto, que quizás la básica y principal sea que el Presidente gobierna escuchando más a quienes no lo votaron y hoy lo aconsejan pésimamente, que a quienes lo llevamos al poder”.

Marcando alguno de los cuestionamientos que ahora retoma en su carta abierta de 2022, Giardinelli fue categórico. “Nada podrá hacerse, aparte de durar y con angustia, si se continúa cortejando a los miserables. Que no tienen códigos, palabra ni patriotismo, y encima, aunque vistan trajes y corbatas carísimos y lleguen en coches impresionantes, son brutos y soberbios y violentos. Son malas personas. Y además quien firma piensa que a usted lo desprecian, Presidente”.

La respuesta del Albertismo vino de la mano del antropólogo Alejandro Grimson, asesor presidencial, que escribió una columna titulada “Querido Mempo”. Ahí, defendió el rumbo de la gestión de AF y su tono.

“Enfrentamos enormes desafíos. Y quieren dividirnos. ¿Que hay diversidad en el Frente de Todos? Si no hubiera matices y diferencias, no se habrían ganado las elecciones. Quienes perdieron buscan agigantar matices, buscan generar impaciencia en una Argentina devastada. La impaciencia puede ser tan fatal como la parálisis”, lo cruzó.  

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA