Con dispar uso del barbijo, volvieron las clases tras el receso de invierno

0
12
con-dispar-uso-del-barbijo,-volvieron-las-clases-tras-el-receso-de-invierno

martes 26 de julio de 2022 | 5:30hs.

Luego de dos semanas de ocio, ayer retornaron las clases en nivel inicial, primario, secundario y terciario. También hicieron lo propio varias facultades. Pero el escenario en el que se dio este regreso es totalmente distinto. Sin nada que lo tape, volvieron a verse rostros y sonrisas o caras de aburrimiento en las aulas. Es que en el medio de las vacaciones se informó que el uso del barbijo como medida para prevenir enfermedades respiratorias, entre ellas el Covid-19, dejaba de ser obligatorio en toda la provincia y su utilización pasaba a ser una recomendación en espacios cerrados o donde no se puede garantizar una buena circulación de aire. El mismo consejo se dispuso para el lavado frecuente de manos.

Pero, por prevención, temor o acuerdo interno de las instituciones, algunos chicos y docentes lo continúan utilizando tal y como se recomienda desde hace dos años para prevenir patologías respiratorias causadas por virus que en esta época del año tienen mayor circulación. A su vez, la mayoría de los establecimientos consultados confirmó que contaban con stock de barbijos para entregárselo a docentes o alumnos así lo requerían.

En muchas escuelas los docentes optan por seguir usando barbijo. Foto: Marcelo Rodríguez

En ese marco, El Territorio salió a recorrer escuelas. Habló con docentes, padres y autoridades sobre cómo se vive este momento tras un 2021 y una primera parte del 2022 con obligatoriedad de distintas medidas sanitarias que ahora, poco a poco, van quedando de lado.

Para Pamela Wagner, directora de la Escuela 106 ‘John F. Kennedy’, de Posadas, las expectativas para este semestre son “las mejores”. Ayer la asistencia de la matrícula de 350 alumnos fue casi total, al igual que los docentes.

“Notamos que hoy los papás le mandaron sin barbijo a la gran mayoría de los alumnos”, explicó Wagner y aclaró que los docentes sí decidieron usarlo al momento de dar las clases porque aún tienen temores. En ese sentido, comentó que previo al receso “hubo muchos contagios de enfermedades respiratorias” y ese es el principal motivo por el que la mayoría de las maestras aún prefieren dictar las clases con tapabocas en esta escuela, que reúne la jornada simple de primer a tercer grado y la jornada extendida de cuarto a séptimo.

Ese brote de enfermedades respiratorias antes de las vacaciones también lo sintieron en la Escuela 43 ‘Reino de España’, por lo cual si bien no obligan a usar barbijo, sí lo recomiendan y ayer casi todo el alumnado y personal docente lo tenía puesto, al igual que mantenían ventanas abiertas para garantizar la circulación de aire.

Al respecto, Rosana Sánchez, directora interventora de este centro educativo, comentó: “La vuelta a clases siempre causa un gran revuelo y alegría porque los niños necesitan la escuela, no sólo para aprender sino también para socializar con sus compañeros”.

La centenaria institución tiene actualmente una matrícula de 418 alumnos entre turnos mañana y tarde, chicos que llegan desde zonas cercanas, pero también reciben estudiantes de Garupá y Candelaria, dijo Sánchez.

La mayoría de las escuelas sostiene el uso de alcohol para limpieza de manos en las aulas. Foto: Marcelo Rodríguez

“Ya no es obligatorio el uso del barbijo, pero sí recomendamos seguir cuidándonos, entonces, como estamos en espacios cerrados, optamos por seguir usándolo, sobre todo cuando estamos dentro de las aulas, pero también vamos a conversar con los padres porque hay tutores que no comparten la idea de seguir trayendo el tapabocas. Pero como todo se resuelve con diálogo, creo que no va a haber inconvenientes. Además seguimos con la ventilación de las aulas y el lavado de manos y la desinfección de las superficies con alcohol”, detalló sobre las medidas que aún persisten. Y sobre lo pedagógico, destacó que se encuentran en pleno proceso de completar “los esquemas de evaluaciones, porque antes de las vacaciones tuvimos mucho ausentismo porque hubo muchos cuadros de gripe entre los docentes y los alumnos”.

Concientizar

De su lado, Berta Quiroga, directora del CEP 4. de Posadas, plasmó que el regreso a las aulas fue “muy bueno”.

“Me animo a decir que hicimos bien nuestro trabajo concientizando sobre la importancia del uso del barbijo y todas las acciones del protocolo. Nuestros alumnos se presentaron hoy en un alto porcentaje con barbijo. Al inicio de la jornada les hablé de las recomendaciones del Comité Científico por la pandemia que todavía no terminó”, sostuvo, y siguió: “En cuanto a lo académico, seguiremos con todo el entusiasmo para transitar el resto del año esperando la promoción de nuestros alumnos”.

Al ser una recomendación, los padres optan por enviar con o sin barbijo a los chicos. Foto: Marcelo Rodríguez

Yolanda Delpiano, directora de la Escuela 827, del barrio A-4, contó que resolvieron “seguir cuidándonos con el barbijo”. Y Stella Maris Vera, directora de la Escuela 346 del barrio San Isidro, relató que tuvieron una muy buena asistencia en el primer día, sin niños enfermos.

“En cuanto al uso del barbijo, no les exigimos y siempre respetamos las indicaciones de las familias”, destacó.

En tanto, para Patricia, vicedirectora de la Escuela 813 ‘Riberas del Paraná’, de Posadas, con 300 alumnos en la matrícula, “la vuelta se dio de manera excelente, tenemos un presentismo de casi el 100%, así que estamos muy contentos. Por ahora hay algunos alumnos y docentes que quieren seguir usando barbijo y así lo hacen, es opcional para cada uno”.

Para Juan Miranda, vicedirector de la Escuela 133, de Jardín América, hoy en día el uso o no del tapabocas es responsabilidad de los padres. “Desde la escuela no podemos exigir porque iríamos en contra de los lineamientos fijados. Igualmente hay chicos que vinieron con barbijo, en la escuela tenemos stock, así que si alguien quiere o necesita, se lo damos. Pero la mayoría está con barbijo”, contó a este medio.

Por último, Miguel Báez, rector del Instituto de Enseñanza Agropecuaria 2 de San Pedro, sostuvo que el inicio fue “excelente”

“Una gran parte de los alumnos y docentes está con barbijo y en la totalidad con las medidas preventivas”, cerró.

“Nosotros nos sentimos decepcionados”En diálogo con este medio, Carla Perego, vocera de Padres Organizados Misiones, una entidad que reúne a tutores de toda la provincia que velan por los derechos de los estudiantes, explicó que se sintieron “decepcionados” al ver que en muchas instituciones públicas o privadas exigieron en la jornada de ayer el uso del tapabocas a los alumnos pese a no ser más obligatorio.

“Estábamos muy contentos la semana pasada cuando supimos que dejaba de ser obligatorio el uso del barbijo”, señaló Perego.

Y agregó: “Igualmente con los padres decidimos esperar para ver cómo se efectivizaba esta medida y como se viene manejando desde el principio de la pandemia, parece que todo queda a criterio de cada persona, dueño y en este caso, de cada institución escolar”.

Luego detalló su experiencia como tutora al llevar a sus hijos al primer día de clases luego de las vacaciones de invierno. “Mis hijos van al Instituto Madre de la Misericordia y los dejaron entrar sin barbijo, pero dentro del aula lo tienen que seguir usando, creo que es una recomendación, pero a un niño cuando la docente le recomienda ponerse el barbijo, es una autoridad, entonces los chicos están en desigualdad de condiciones”, sostuvo y acotó que se fueron enterando de situaciones similares o de mayor exigencia en otros establecimientos.

“Todo esto me puso muy triste por los chicos, porque los chicos siguen siendo los más perjudicados y los siguen obligando a estar cinco horas con el barbijo puesto y son los únicos que lo cumplen”, finalizó.

Libreta abierta: seguirá por un tiempo más, pero no para siempreEl sistema de libreta abierta, que surgió en medio de la emergencia sanitaria por Covid-19 para contener a alumnos que adeudan materias, permite a los estudiantes continuar con sus trayectorias sin haber aprobado una asignatura.

Actualmente hay unos 6.000 estudiantes secundarios en esa condición, para quienes se habilitaron distintas mesas examinatorias para que puedan regularizar la situación en la que se encuentran.

En esa línea, mañana habrá una reunión entre el Consejo General de Educación y los supervisores para poder tener un nuevo dato de cuántos alumnos permanecen en este escenario y poder empezar a delinear una fecha para el cese de la libreta abierta.

En diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7, el ministro de Educación de Misiones, Miguel Sedoff, contó que se va a trabajar “un poquito más” con la excepcionalidad de la libreta abierta, pero de momento dijo que no se consensuó una fecha para su terminación. Y aclaró que no es algo que vino para quedarse.

“Esto es una situación de excepcionalidad y tiene que ver con las consecuencias que aún hay en los estudiantes por la pandemia. Por eso el eje ahora es lo pedagógico, conseguir una mejora en los estudiantes para que de esa manera podamos volver a la normalidad y que se termine la libreta abierta”, dijo el funcionario.

Sobre el regreso a las aulas de ayer, señaló: “Estamos muy contentos y vamos a seguir trabajando en los ejes centrales que planteamos al inicio del año, que tienen que ver con un impulso más fuerte en lo pedagógico, recordemos que el año pasado fue un año donde se le puso énfasis a lo sanitario por la cuestión de la pandemia, pero este año, con la mejora en toda la cuestión pandémica, pudimos trabajar más en lo pedagógico”.

En esa misma línea, sostuvo que el gran desafío será “recuperar el espacio de la escuela en la vida diaria de los chicos y mejorar su tránsito escolar”.

Sedoff destacó a la Escuela de Innovación, a la cual calificó como el “modelo de transformación de la secundaria. Estamos trabajando en mejorar el nivel medio con este ejemplo. Para eso ya tenemos 192 escuelas que ya están trabajando con este modelo y la idea es cerrar el 2023 con la totalidad de las escuelas de la provincia aplicándola. Ese creemos que va a ser el camino para la mejora de los aprendizajes de nuestros estudiantes y también para mejorar los resultados de las pruebas Aprender, que si bien son de primaria tienen que ver con el sistema educativo”.

Consultado sobre el uso del barbijo en los establecimientos educativos, indicó: “Lo que planteamos es que en áreas abiertas y de circulación de aire no se use, pero lo recomendamos dentro del aula o en lugares cerrados por prevención, mientras que en áreas abiertas, de juego y circulación de aire, por ejemplo el patio de las escuelas, no es necesario su uso”.

“De a poquito creo que vamos a ir aprendiendo y procesando este cambio, es importante el regreso a la presencialidad cuidada”.

Por otro lado, explicó que continuarán con las campañas de vacunación contra el Covid-19 y otras enfermedades en las escuelas. “Eso lo estamos trabajando con el Ministerio de Salud y la idea es sacar una resolución conjunta para poder hacer una buena campaña de vacunación en las escuelas para lograr completar el calendario de vacunas de todos los estudiantes de la provincia, algo que es muy importante porque tiene que ver con el cuidado de la salud y la prevención”, finalizó.

Evaluarán saberes en secundariaEn la segunda etapa del año la mirada estará fuertemente puesta sobre las escuelas secundarias. Para ello se evaluará a los estudiantes de ese nivel en dos instancias para poder conocer cómo están los saberes de estos estudiantes.

Así, se prevén instancias de evaluación, pero de carácter censal o bien muestral. El 19 de octubre se desarrollará en la Argentina el operativo Aprender, una evaluación estandarizada que busca medir el nivel de conocimientos incorporados en la población escolar. Están contemplados todos los estudiantes de quinto y sexto año de las 600 secundarias de Misiones, sedes y satélites, lo que significa la participación de unos 14.000 estudiantes.

En septiembre Argentina volverá a participar del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (Pisa), que se realiza cada tres años. De Misiones, participarán 245 estudiantes aproximadamente de entre 15 y 16 años, de siete secundarias.