Avión venezolano-iraní: el juez ordenó a la Aduana liberar toda la carga

0
13
avion-venezolano-irani:-el-juez-ordeno-a-la-aduana-liberar-toda-la-carga

El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena ordenó a la Aduana liberar toda la carga y la mercadería que traía el avión venezolano-iraní de la firma Emtrasur que está retenido en Ezeiza desde los primeros días de junio.

En cambio, sigue sin decidir sobre su tripulación, integrada por catorce ciudadanos venezolanos y cinco iraníes, que tienen prohibida la salida del país y con sus pasaportes retenidos.

Tampoco se decidió qué hacer con el Boeing 747 presuntamente propiedad de Venezuela luego de una supuesta transferencia por parte del firma iraní Mahan Air en febrero pasado, no acreditada en los papeles. La aeronave podría ser embargada, decomisada o entregada a sus dueños.

Ahora, por orden de la Justicia, la Dirección General de Aduanas, que está a cargo de Guillermo Michel, deberá liberar inmediatamente la carga del avión que aún no había sido retirada.

En su momento se informó que el avión de Emtrasur trajo al país 47.822 kilos de autopartes para la empresa SAS Automotriz Argentina, y que una parte de esa carga consistía en autopartes para una planta de la empresa alemana Volkswagen. Pero otros 7.860 kilos permanecen en un hangar a la espera de la decisión judicial que se tomó este lunes.

Habría otro cargamento que deberá ser liberado también por orden de Villena, y es de la empresa Skylease, que había sido contratada por el mismo importador que el de Emtrasur, según informaron fuentes judiciales. Serían otros 8.000 kilos. 

El escándalo por el avión de Emtrasur estalló por la denuncia del diputado de Juntos por el Cambio Gerardo Millman. La nave había aterrizado en Córdoba el 6 de junio pues Buenos Aires estaba bajo niebla, aunque horas después pudo llegar a Ezeiza. Ese desvío inesperado hizo que no le alcanzara el combustible, que ninguna petrolera local quise reponerle y tampoco pudo hacerlo en Uruguay, adonde ni siquiera pudo aterrizar porque el avión había pertenecido a Mahan Air, sancionada por Estados Unidos.

Con una querella presentada por la DAIA, la justicia busca aún determinar si alguno de los tripulantes tenían por objetivo realizar en nuestro país actividades diferentes a las formalmente declaradas. Incluso actividades terroristas, tal como se investiga, por ejemplo en Paraguay, adonde el mismo avión estuvo estacionado durante tres días, entre el 13 y el 16 de mayo, en Ciudad del Este.

El 17 de junio los investigadores recibieron un informe del FBI en el que se vincula al piloto de la aeronave, Golamrezha Ghasemi, con la línea aérea de carga Qeshm Fars Air -dueña del avión antes de Mahan Air- y se relaciona a esa empresa con la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica Iraní y con Hezbollah. Ambas son consideradas organizaciones terroristas en los Estados Unidos. Todas esas aerolíneas están sancionadas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

“Fars Air Qeshm fue señalada por el Tesoro de los Estados Unidos en 2019, debido a su participación directa en la actividad terrorista y la asistencia que proporciona a la Fuerza Quds y a la aerolínea iraní Mahan Air, que han sido señaladas como entidades terroristas”, se sostiene en ese informe.

La aerolínea le solicitó entonces a Villena que libere el avión Boeing 747 con matrícula venezolana YV3531. El escrito fue acompañado por documentos como el boleto de compraventa de la aeronave y sus habilitaciones de vuelo.

La presentación fue radicada por el abogado Hernán Carluccio, y tan pronto como la recibió el tribunal le fue requerida la opinión a la fiscal Cecilia Incardona.

Sin embargo, el tiempo empieza a jugar en contra de la Justicia argentina, que no logra reunir pruebas para procesar a ninguno de los tripulantes.

A través de un comunicado emitido la semana pasada, la cancillería iraní protestó en duros términos a la de Argentina y pidió la “inmediata liberación” de sus ciudadanos.

Una funcionaria de la embajada argentina en Teherán fue convocada para expresarle la molestia del gobierno teocrático de esa nación, al tiempo que el canciller Hossein Amir Abdollahian expresó al representante diplomático argentino “la profunda preocupación del gobierno iraní y de las familias de la tripulación por la retención de sus documentos de viaje y la restricción de abandonar el país, lo que constituye una violación de los derechos humanos”, afirmó en un comunicado que este miércoles al mediodía publicó la agencia AFP.

“Irán pide al gobierno de Argentina que cumpla con sus deberes y responsabilidades poniendo fin a las restricciones y facilitando la salida inmediata de los cinco miembros de la tripulación iraní”,apunta el texto.

Y añade: “El estatus del avión venezolano y de los miembros de la tripulación iraníes es completamente legal en el marco del derecho internacional y de las convenciones aéreas, por lo que no hay lugar a investigar a los ciudadanos iraníes”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA