11.8 C
Misiones
domingo, 21 julio, 2024

Los exportadores aceiteros reclaman “paz social” en los puertos argentinos

Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara Argentina de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC), reclamó que Gobierno, sindicatos y empresarios se sienten a negociar un acuerdo de “paz social” que pueda garantizar el trabajo en los puertos argentinos.

“Nos está faltando trabajar en logística. No solamente en cuanto a obras de infraestructura, sino en términos de paz social. ¿Cuántos días al año trabajamos realmente en los puertos, en comparación a los países que compiten con nosotros? Mucha menor cantidad. El año pasado, Argentina fue el país agroindustrial que tuvo más días puertos cerrados”, dijo Idigoras, en el transcurso de un seminario sobre logística.

Agregó el empresario: “Tenemos que construir eso a través de una estrategia común, cómo construimos una visión compartida, para que nadie salga a boicotear. Tenemos que ver la construcción de esa paz social que necesitamos para que los camioneros puedan trabajar tranquilos, para que todos los servicios ferroviarios puedan trabajar tranquilos, lo mismo que los servicios marítimos, todos los operadores”.

Gustavo Idígoras, titular de CIARA y CEC, habla durante el seminario sobre logística organizado por OEI y EGES.

El reclamo, efectuado durante un seminario sobre logística, ocurre en el contexto de un fuerte repunte de las exportaciones (rondarían los 75.000 millones de dólares este año), y donde tanto los problemas logísticos mundiales como los conflictos de distintos gremios se presentan como un potencial cuello de botella.

Pero además de un reclamo sectorial por parte de los empresarios aceiteros, Idígoras planteó que ese pedido debería tener igual o mayor énfasis por parte del Gobierno, en su necesidad de obtener divisas para reactivar la economía. Las empresas agrupadas en CIARA y CEC representan 48% de las exportaciones locales. Sólo en los primeros 11 meses de este año, llevan liquidados 30.129 millones de dólares.

Durante el seminario “Desafíos y perspectivas del transporte y la logística en Argentina” organizado por Instituto Iberoamericano para la Educación y la Productividad (OEI) perteneciente a la OEA y la Asociación Civil EGES, Idígoras señaló que 66% de las exportaciones agroindustriales argentinas tienen hoy como destino el Sudeste Asiático. 

“En las cargas a granel, Argentina carga por año 4.500 barcos, sobre todo en los 19 puertos de la zona de Rosario, Bahía Blanca y Quequén. El 35% de los barcos del mundo de maíz que se mueven pasaron por Argentina para llevarse producto local, el 17% de los barcos de trigo del mundo cargaron en Argentina y el 53% de los barcos de aceite de soja salen de la Argentina, y algo parecido ocurre con la harina y más de 40% en el caso del biodiesel”, dijo Idígoras.

En cuanto a los destinos de exportación, especificó: “Hoy el Sudeste Asiático se lleva el 66% de las compras argentinas. Antes nuestro puerto de referencia era Rotterdam (Países Bajos), a 9.500 millas de distancia. Hoy el puerto de referencia en Argentina es Hanoi (Vietnam). Si mañana Vietnam se resfría por algún problema post pandemia, la Argentina entraría en una crisis económica de balanza comercial muy profunda, y nos faltarían dólares para poder abastecer al mercado interno”.

El empresario remarcó que la Argentina es el destino más alejado del mundo para aquellos países y que, por ese motivo, se hace más urgente la necesidad de un acuerdo para garantizar la operatividad de los puertos.

“No nos va a esperar el mundo, es una carrera cotidiana. De la crisis logística que estamos atravesando a nivel mundial, sólo se sale con inversión y paz social. Aquellos países que logren estabilidad en la cantidad de días para operar el sistema ferroviario, el sistema de transporte terrestre y el sistema marítimo y tenga mayor cantidad de inversión van a ser los grandes ganadores de los próximos diez años. Necesitamos construir juntos una estrategia logística consensuada”, dijo.

Durante el mismo seminario el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, subrayó la importancia del sector agroexportador para generar divisas. Pero, además, Neme planteó que la denominada “Economía del Conocimiento” pasó a ser un sector generador de dólares al que hay que dedicarle políticas de Estado. “La tecnologías de la información son uno de los temas centrales a la política que tenemos que formular desde el Gobierno nacional”, dijo.

Tras señalar que “tenemos una apremiante situación de carencia de divisas, un viejo tema de la Argentina que se repite cíclicamente desde hace poco más de 40 años”, Neme dijo que los dos sectores que pueden contribuir para el ingreso de dólares son la agroindustria y la economía del conocimiento.

“Ambos tienen la particularidad de que son sectores donde hay que invertir en pesos, para producir dólares. Son los sectores que pueden contribuir esencialmente a resolver la crisis estructural que tenemos”, dijo.

En cuanto a la economía del conocimiento, Neme contó su experiencia del día anterior, en la consultora Accenture. “La economía del conocimiento son, fundamentalmente, salarios, de jóvenes argentinos llenos de talento. Ayer estaba en Accenture, donde hay 12.000 trabajadores, con sueldos promedio de 240.000 pesos. La confesión de Sergio Kaufman, el CEO, es todos los días pienso en cómo retener personal. Accenture, que está en Parque Patricios, tiene más empleados que Techint o que Arcor, que son las dos principales empresas industriales de la Argentina”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS