8.6 C
Misiones
jueves, 25 julio, 2024

En tiempo de descuento para el acuerdo, el FMI sigue sin definir que pasará con la sobre tasa

Pese a las altas expectativas que se habían generado en los últimos días, el Fondo Monetario tuvo este lunes su reunión de directorio sin que se diera a conocer una postura sobre el tema de las sobre tasas que Argentina pretende que el organismo deje de lado.

La revisión de las sobre tasas es una de las banderas que levanta el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien esta tarde presentó ante el Congreso el Presupuesto 2022, que supuestamente servirá de base para el acuerdo que se está tejiendo con el FMI. La pretensión de Guzmán es que el organismo multilateral dé marcha atrás con esta política, lo que le permitiría a Argentina obtener un ahorro de hasta US$ 1.000 millones por año.

Hace unos meses el presidente Alberto Fernández hacía hincapié en que la eliminación de las sobre tasas era una condición esencial para avanzar con el acuerdo que Argentina persigue desde hace un año. Pero en las últimas semanas, con las negociaciones algo más encaminadas, el Gobierno tomó cierta distancia del tema.

Tras la reunión de directorio del Fondo en Washington no hubo un comunicado oficial del organismo. Pero lo que trascendió fue que en este encuentro el board planteó la necesidad de seguir discutiendo el tema, pero sin pronunciamientos formales. Solo trascendió que el tema de las sobre tasas se toma dentro de “una agenda más amplia”.

A las puertas de las vacaciones de fin de año, el Gobierno deberá resignarse a dejar el tema a un lado e intentar avanzar con el acuerdo sin que se defina este tema. Las chances de que haya referencia al tema en la próxima reunión del organismo son muy bajas.

Es que en el encuentro del 22 de diciembre, el directorio evaluará el informe del staff sobre el acuerdo otorgado al gobierno de Mauricio Macri en 2018.

En rigor, el directorio encabezado por Kristalina Georgieva lo abordará en el contexto de la revisión intermedia de los balances precautorios, un procedimiento que se realiza cada dos años para proteger las reservas del organismo contra potenciales pérdidas por riesgos financieros.

Ese mismo día, el Gobierno debe cumplir con el pago de US$ 1.890 millones de vencimiento de capital, que se cubrirá con los aportes de los DEG que el mismo Fondo entregó hace unos meses en el marco del apoyo a los países miembros en el marco de la lucha contra la pandemia.

Este será el segundo pago que se hace con DEG. Y tras este, y con las reservas netas por debajo de los US$ 3.000 millones, ya no quedan recursos para afrontar los vencimientos del verano.

Desde el mes pasado, Argentina pasó a pagar la tasa de interés máxima, del 4,05%. Esta se compone de un 0,05% de tasa de interés, 1% de básico de cargo, 2% por acceder a un préstamo superior al 187,5% de su cuota y 1% por estar en esa situación durante más de 36 meses. Guzmán se propuso eliminar estos últimos dos cargos, lo que implicaría reducir el costo extra a solo 1,05%.

El aumento del costo financiero es porque la Argentina excedió su cuota de aporte al obtener un crédito récord en la historia del organismo, cuando hace tres años se la autorizó el préstamo Stand By de US$ 57.000 millones, de los cuales se desembolsaron US$ 44.000 millones. Después de realizar el último pago en septiembre pasado, la deuda remanente es de US$ 43.290 millones.

Desde el inicio de la gestión del Frente de Todos, la Argentina pagó al FMI US$ 4.174 millones. Fueron US$ 2.282 millones de intereses y US$ 1.884 millones de capital.

El planteo impulsado por Guzmán apunta a lograr el ahorro de unos US$ 10.000 millones en recargos durante los 10 años que dura un acuerdo de Facilidades Extendidas, aún en discusión. 

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS